Blacksad

Entrevista a Cristina Cuesta Cervera 

 

Cristina Cuesta Cervera es la presidenta de ADAT, la Asociación de Defensa Animal de Torrent (Valencia), una asociación sin ánimo de lucro que ayuda, socorre y defiende a los animales y sus derechos.

CAT&DOG TANK: Antes de nada, una cuestión que a nosotros nos interesa mucho, ¿Crees que los humanos somos – de veras – animales racionales? Por desgracia, el ser humano cree que es el ser más avanzado intelectualmente, pero a nivel sensitivo sigue aún muy atrás, si se lo compara con los animales, en cuanto a lealtad, empatía, sensibilidad…

CAT&DOG TANK: ¿Qué es ADAT y cuál es tu papel en ella?

CRISTINA CUESTA: Desde mi infancia, tuve debilidad por los animales. Creo que los veía como las eternas víctimas del ser humano y muy pronto supe que tenía que encontrar la manera de ayudarlos. Sin duda, el mejor modo de alcanzar mi fin parecía el de hacer una asociación. Así surgió ADAT, que, con el tiempo, se ha ido renovando y se ha ido marcando objetivos más amplios. Ello nos llevó a tomar contacto con los políticos, con los ayuntamientos o las instituciones, con el fin de colaborar en la concienciación de los ciudadanos en el cuidado de los animales.

 Sin embargo, a la larga eso resultaba insuficiente. Los animales necesitaban que actuáramos a pie de calle, interviniendo para rescatarlos, para buscarles una casa de acogida, para cuidar de ellos de una forma segura… Nos decidimos, por tanto, a lanzarnos a saco en su ayuda. Y así fue, aunque lo cierto es que ahora estamos un poco desbordados. Torrent es una localidad grande, de unos 82.000 habitantes y el ayuntamiento no parece demasiado proclive a echarnos una mano. Es por eso que nuestra actividad es frenética; aunque también cada día que pasa, generamos más conciencia y cada vez ayudamos a más gatos, perros, conejos, aves… Por lo demás, yo soy la presidenta de este extraordinario grupo humano, que está haciendo una labor enorme. Mis compañeras y compañeros en ADAT dejan a menudo su trabajo para ir a realizar una intervención. El proceso es el siguiente. A través del Messenger, se da un aviso y se manda una foto. A veces, hay que esperar y valorar la urgencia del caso. Pero, en ocasiones, el estado del animal es fatal… Entonces, hay que ir. Disponemos de jaulas trampa para transportarlos de un modo seguro. El hándicap es el vehículo… a menudo, hay que hacer la labor de intervención en taxi. Luego necesitamos una clínica veterinaria, que valore. A continuación, hay que proceder a la desparasitación y la esterilización tras la recuperación, y dependiendo del caso se impone buscar una casa donde acogerlos… No es fácil, aunque la respuesta de la ciudadanía es cada día mejor.

Con el tiempo, todo el mundo está empezando a ver con más claridad los problemas que tienen los animales: ellos no pueden hablar, no pueden defenderse y necesitan de nosotros y de nuestra acogida. Evidentemente, nosotros agradecemos cualquier donación, por pequeña que sea. Realizar esta tarea en un momento como el presente, tiene – de veras – mucho mérito porque la situación que estamos viviendo es muy compleja. Y aún queda mucho por hacer. Sin embargo, ahora la gente ha empezado a compartir los casos. Ello es importantísimo porque un animal es invisible hasta que se le da acogida.

Para nosotros, cualquier aportación supone un gran respiro. Desde nuestra posición, constatamos, sin duda, que cada vez hay más gente que lucha por los animales.

 CAT&DOG TANK: Hace unos días, veíamos una de las iniciativas que apoyáis, la de #JusticiaParaGrisito, el gato al que unos asesinos torturaron hasta la muerte, en Manacor. Allí se ha conseguido que el propio ayuntamiento de la localidad se presente como acusación contra los salvajes que cometieron tal atrocidad. ¿Puedes describirnos otras campañas promovidas o apoyadas por ADAT?

Hace no mucho, una gatita callejera, Inés, en Alfafar, recibió el disparo de un desalmado. Fue trasladada al veterinario, pero falleció. Inés tenía crías y el movimiento de repulsa que se generó resultó extraordinario. Su asesino fue una persona que, en medio del confinamiento, tuvo la sangre fría de pegarla un tiro desde su balcón. En la movilización, participaron escritores, pintores y hasta una voluntaria de Greenpeace… todos ellos expresaron y compartieron su dolor y su repulsa… El caso ahora está judicializado. Sin embargo, hay que decir que no todos los cuerpos de seguridad se toman esto en serio.

 

 

 

Cerdos

Otro caso ha sido el de “Pelusa” cerca de Buñol, gatita que tenía un tumor cancerígeno, estaba desnutrida, llena de parásitos y entró en una casa de acogida. Pronto experimentó un cambio extraordinario y, a partir de ahí, recobró las ganas de vivir. Otro más. A la perra “Esperanza”, la encontramos en un balcón de Torrent, convertida casi en un esqueleto… Recibimos un aviso mientras estábamos sacando a unos gatitos de un WC y ahí lo dejamos todo. Conseguimos sacar a la perra, que – a causa de los maltratos sufridos – se había vuelto muy agresiva. La pobre sufrió una piometra, una infección de
útero. La llevamos al hospital veterinario de Valencia Sur. Ahora está en acogida.

Pero esto no acaba nunca. Ayer, de nuevo, encontramos a un gato esquelético… y nos lo tuvimos que llevar en el transportín de una moto. Los casos son infinitos. Lo peor es que carecemos de casi todo. Lo que no nos faltan son ganas y entusiasmo para seguir. Por otro lado, al menos, hemos conseguido ser capaces de mirar a todo este horror con un poco de distancia, desde fuera, para evitar que nos afecte más de la cuenta.

CAT&DOG TANK: ¿Qué es lo más importante a hacer hoy como sociedad para luchar contra el maltrato animal? ¿Cuáles serían los pasos más importantes?

CRISTINA CUESTA: Hoy hay muchos medios de comunicación, y podrían hacer bastante más para darlo a conocer. También está la administración, los ayuntamientos, las consejerías… Ellos podrían mostrar abiertamente la realidad de los animales. Toda esta problemática depende de las leyes y, para empezar a conseguir cambiar siglos y siglos de violencia, necesitaríamos a los periódicos, ¡a los influencers! … porque ellos llegarían amuchos. Lo esencial en este asunto es concienciar. Uno de los modelos más reseñables, en ese sentido es el de Dani Rovira, que ha hecho del amor por los animales su bandera.

También sería necesario que se hicieran más cortos, más programas de TV y de radio… Porque pese a que las cosas van cambiando, muchos ven el sufrimiento animal como algo lejano. Y mientras tanto, esta violencia contra los animales evidencia que vivimos rodeados de gente peligrosa.

CAT&DOG TANK: ¿Existe alguna forma de educación social frente al maltrato animal?

CRISTINA CUESTA: Ojalá la hubiera. Las escuelas deberían hacer ver a los niños que los animales comparten la tierra con nosotros. Son criaturas con derecho a vivir sin que las agredan y las asesinen, igual que nosotros. Niñas y niños deberían recibir una educación que les transmitieran que si no cuidan a los animales, al menos es fundamental que entiendan que no tienen ningún derecho a hacerles daño. Eso sería lo decisivo porque el futuro de la tierra está en sus manos.

Sin embargo, por lo general, la naturaleza no ha sido considerada como algo importante. A los políticos nunca les ha parecido algo serio… lo mismo ocurre con la basura. El pensamiento de respeto hacia los animales aún no está instaurado, pero es de vital importancia. España, en ese sentido, es un país muy atrasado. Nuestros conciudadanos tienen problemas para entender que un gato o un árbol son seres vivos.

CAT&DOG TANK: Una de nuestras preguntas más recurrentes es la de si existe una violencia contra los animales específica o es sólo una forma más de la violencia en general. ¿Tú qué piensas?

CRISTINA CUESTA: La violencia es una sola. El violento es violento con todos (se trata, sin duda, de la manifestación de una psicopatía). El violento, primero ataca a los animales; luego, a las personas. Lo que ocurre es que como las leyes son más duras con quien ataca a las personas, no las atacan igual.

Sin embargo, hay interés en no hablar de esta violencia. Es terrible que la fiesta nacional se funde sobre la tortura de animales. También resultan sangrantes la caza y sus lobbies. Y está claro que sería contradictorio que quienes permiten las agresiones endurezcan las penas. Eso es lo que no nos deja avanzar. Hay intereses muy poderosos… negocios muy importantes que impiden que se avance en los derechos de los animales y se normalicen penas de peso contra los maltratadores. Los políticos, por lo general, quieren contentar a todos… y eso no es posible.

CAT&DOG TANK: ¿Y cómo podemos empezar a acabar con la violencia contra los animales?

CRISTINA CUESTA: Hay pasos que se están dando en la sociedad civil. El respeto por los animales ha de comenzar transmitiéndose de padres a hijos. Hay que generar una cultura de acogimiento y ayuda a los animales heridos. Es frecuente oír noticias de comunidades de vecinos que plantean que – por ejemplo – los gatos les molestan… En realidad, a algunos, todo lo que no es humano, les molesta. Pues no. Los seres vivos no molestan.

En todo caso, en esto, la ejemplaridad resulta decisiva y, a ese nivel, pueden hacerse muchas cosas. Nosotros, como ADAT, ayudamos, por ejemplo, a los gatos y los perros sin familia de una urbanización. Los esterilizamos y les damos un modo de vida nuevo… y así, quienes vean nuestra labor podrán plantearse cosas por sí mismos.

CAT&DOG TANK: ¿Qué iniciativas os planteáis en ADAT para el futuro?

CRISTINA CUESTA: Nuestra intención es realizar una incursión en las escuelas. Nos gustaría que los colegios incluyeran una visita a nuestras instalaciones. Al mismo tiempo, querríamos construir un refugio, en lugar de tener que buscar casas de acogida. De ese modo, no tendríamos que estar, de continuo, pensando adónde llevar a esos animales que rescatamos. También necesitaríamos tener una pequeña clínica veterinaria, con habitaciones, auxilio médico… etc.

CAT&DOG TANK: ¿Habéis notado algún cambio con la pandemia?

CRISTINA CUESTA: Con la pandemia, no hemos notado demasiado cambio. Abandonos como siempre. Ancianos que, al morir, dejan sus mascotas y éstas quedan abandonadas o las familias las echan a la calle. Por otro lado, a nivel de donaciones, tenemos menos. Y más inquietud. Es verdad que los cambios no son enormes, pero no están siendo buenos tiempos.

CAT&DOG TANK: ¿Algún mensaje para las lectoras y los lectores de CAT&DOG TANK…?

CRISTINA CUESTA: Pues les diría que nunca miren a otro lado, porque ellos pueden ser la última oportunidad para muchos animales. ¡Volcaos en ellos, rescatadlos y buscad ayuda! Desde ADAT, siempre podemos ayudar, pero todos podemos ser activistas, a nuestra forma. Acogedlos, dadles comida y agua. Si los dejáis, no habrá quién los ayude. Se trata tan sólo de un ejercicio de empatía. Pero sus consecuencias son formidables.

 

Verdugo animal