Entrevista Luz Gabaldón

Entrevista a Galgos del Sur

 

GALGOS DEL SUR es una organización que lucha contra el maltrato y el abandono que sufren los galgos en la provincia de Córdoba. En CAT&DOG TANK, hemos conversado con su responsable, Javier Luna, que nos ha acercado a una realidad espeluznante.

CAT&DOG TANK: ¿Cómo nace GALGOS DEL SUR?

GALGOS DEL SUR: Galgos del Sur nace en el año 2005 cuando, coincidiendo con la adopción de una galga, pudimos contemplar la realidad del abandono de estos perros. Ahora bien, esa realidad tenía que ver con una problemática mayor, en la que estaba involucrado el conjunto del mundo rural. A menudo, los cazadores dicen que los galgos son robados y que, de ello, son responsables los gitanos. Eso es una falacia y ellos lo saben. En los pueblos, los galgueros crían galgos de forma masiva – sobre todo porque una galga puede parir hasta 10 cachorros – pero luego, en el momento en el que algunos de ellos, durante la temporada de caza, se muestran como poco válidos para ese fin, son desechados y se vuelve a tener otra camada… El problema es que, en España, hay muchísimos más galgueros de los que la gente piensa.

Aquí, en Córdoba, en un pueblo, Villa del Río, el propio alcalde – que era galguero – se dedicaba a lavar la cara a los otros galgueros, de forma, que cuando los cazadores desechaban a sus animales, se los daban a él y él los metía en una nave, en la que tenía a unos ciento y pico. Antes de matarlos, los recogían en ese lugar… Cuando vimos tantos perros de la misma raza, preguntamos qué hacían allí… luego fuimos a una protectora de animales, “Las Nieves”, creo, y allí tenían unos doscientos… “¿Pero esto qué es?”, nos preguntamos, y, entonces, empezamos a investigar… Nosotros vivimos en Córdoba capital y, en esa época, tampoco estábamos al tanto de esta problemática. De hecho, cuando yo empecé a pasear con mi galga, me daba cuenta de que la gente se nos quedaba mirando, porque nunca habían visto animales de esta especie. Ahora se ven ya muchos más, sobre todo gracias a las adopciones. A resultas de todo esto, en 2008, fundamos la asociación y empezamos a luchar contra el abandono de galgos, mediante el rescate y la adopción; nos resultaba intolerable que fueran depositados en las perreras, para luego ser sacrificados. De partida, nos dedicamos a sacarlos de las perreras. Pero, en las calles, también había muchísimos avisos de galgos abandonados. Eran muchos también los que eran atropellados… ¡Todo era espantoso! Así que empezamos a movernos y, con el tiempo, pudimos conseguir nuestro propio refugio, en alquiler. Ahora ya nos vamos a ir a nuestro propio centro de protección animal, que hemos construido en Villafranca de Córdoba, y que no sólo funcionará como refugio de animales, sino también como centro didáctico para escolares, donde se les enseñarán fundamentos sobre la protección animal. Al mismo tiempo, estamos muy implicados en la defensa de todo el resto de perros de caza, ya no solamente del galgo, sino también de otras razas como el podenco, que igualmente se cría en masa y se desecha igual de masivamente.

Lo cierto es que cada vez estamos más concienciados con el tema de la caza. No entendemos que a alguien le parezca bien que se le pueda pegar un tiro libremente a un animal. La caza no es necesaria. Y, después de lo que ya hemos visto, – por ejemplo, granjas cinegéticas que crían animales a mansalva para soltarlos en el campo y luego matarlos – consideramos que esto no tiene ningún sentido. Así que nos definimos como una organización anti-caza, pero también contraria a otros tipos de maltrato. Ahora está también la cuestión de la experimentación animal, la vivotecnia, la ganadería… nuestro abanico de propuestas para combatir el maltrato animal es cada vez más amplio.

CAT&DOG TANK: Vuestra página dice: “SALVA UNA VIDA. Luchamos contra el maltrato y abandono que sufren los galgos en la provincia de Córdoba, donde son duramente castigados.” ¿Cómo se ha llegado a esto? ¿Quién es responsable de todo esto? ¿Pasa lo mismo en otros lugares de España?

GALGOS DEL SUR: Por supuesto que pasa, pero, por ejemplo, el problema en Castilla y León y Extremadura es distinto al de Andalucía. En Andalucía, hay mucho maltrato animal, pero aflora… aquí, si hay un caso de maltrato animal, rápidamente, la gente – no sé si porque hay más población urbana – lo intenta denunciar. El problema de esas otras regiones es que hay mucho miedo a denunciar. La caza y la tauromaquia tienen muchas cosas en común: sobre todo que, tras ellas, hay un lobby con muchísimo poder. La caza se fundamenta alrededor de unos señores que tienen comprado el 87% del terreno de España y lo quieren explotar. Se trata de unos señores poderosos. Aquellos terrenos que no valen para cultivar se promocionan como lugares para el turismo de caza, en ellos se organizan las monterías y son sus propietarios quienes se encargan de que haya repoblación animal en ellos. Para ello, compran animales a las granjas. Incluso hay cotos intensivos, que están cerrados completamente, donde se cría y se alimenta a esos animales que luego serán cazados… ¡Por eso son tan mansos! Esto es algo macabro, pero está amparado por los poderes del Estado. De hecho, cuando quieres denunciar algo de caza tienes mil problemas. Tú vas a un medio de comunicación y, como pongas la palabra caza, el 99% no te cogerá la nota de prensa. ¿Por qué? Porque el redactor jefe, el director o el que le paga al periódico… es cazador… Te vas al Gobierno y resulta que, en el Gobierno, hay cazadores, ministros, secretarios… Te vas a la Justicia, y te encuentras con que hay cazadores. Al final, se trata de un lobby, un lobby con mucho poder, en el que están metidas todas las instituciones. Mi propio notario… un día me sorprendí al verle en una foto con un animal muerto. Caza y tauromaquia se han convertido, por tanto, en maltrato institucionalizado, que vive gracias al respaldo y al amparo de las administraciones y las instituciones. Por eso, cuando se sacan las leyes de protección animal, pone: “Excluida la tauromaquia; excluida la caza.” ¿Qué sentido puede tener eso? Pues que hay gente que se beneficia de ello y gente que disfruta con ello. Y ahora ya vienen los perros. Como los perros son útiles para la caza, dado que la mayoría de las modalidades de caza no existirían si no hubiera perros, pues permitimos que a los perros les tengan los rehaleros en sitios asquerosos, atados con cadenas, yendo cada tres días a verlos y teniéndolos entre la mierda. He visto ya demasiados sitios de estos.

Luego, si te metes en páginas que están fomentando todo esto muchísimo, como Mil Anuncios, verás cómo se están cometiendo unos atropellos brutales contra los animales… ¡brutales! Montas… cazadores diciendo: “Yo a este perro ya no lo quiero… es un desecho…”, “Vendo pájaros para disparar… vendo perdices…” Eso es una inmoralidad de página, que ya ha tenido un contencioso administrativo con el ayuntamiento de Barcelona, que la denunció. Esto es terrible. Pero, de momento, somos David contra Goliath.

Por otro lado, los galgos que se abandonan son muchísimos. Y lo que pasa es que registrados sólo están los que tienen las protectoras. Muchos mueren atropellados. Otros mueren de inanición, abandonados. Los servicios de recogida de animales que tienen contratados las diputaciones están principalmente al servicio de los cazadores, que llegan y les dan el perro, para que se lo lleven a unas instalaciones donde antes de los 10 días lo sacrificarán. Así que estamos hablando de cifras catastróficas. Y no vamos a hablar de los galgos que están en manos de los cazadores… los pobres se hallan viviendo en unas condiciones terribles.

CAT&DOG TANK: ¿Cómo es el proceso que seguís con los animales? ¿Os los traen? ¿Quién os los trae? ¿Les ponéis un segundo nombre vosotros?

GALGOS DEL SUR:  Hay muchos animales de los que nos encontramos que no tienen microchip y, por tanto, no tienen nombre. Se lo tienes que poner tú. Y luego hay animales que sí que te vienen con michochip… cuando los galgueros los llevan a la perrera, hacen como que entienden que los ceden a la perrera, aunque, en realidad, lo que están haciendo es abandonarlos. Esos perros “cedidos” sí que tienen un nombre, pero – en realidad –, cuando lo ves, está claro que se lo ha puesto un galguero (porque a estos les gustan nombres del tipo: “Faraón”, “Flamenco”…), así que se lo cambias… como si le dijeras: “vas a tener una nueva vida.”

Los perros que nosotros solemos recoger nos vienen por tres vías: 1) Abandonados en la calle, normalmente nos llegan emails o nos llaman por teléfono y nos dicen “Hay un perro en tal sitio… lo tengo yo, no sé lo que hacer con él…” Entonces, vamos y recogemos el perro, porque no suelen traérnoslo. Por lo general, suelen estar canijos, sin comer…, a menudo, los han soltado y no tienen ni siquiera microchip ni identificación. 2) Desechados por los propios galgueros a las perreras. Aquí tenemos dos: una en Córdoba y otra en Lucena. Desde esas perreras, nos dicen: “tenemos estos perros” y nosotros vamos y los recogemos después de hacer todo el papeleo. Ahora estamos recogiendo también otros perros de caza que ya no son galgos. 3) Entregados por el propio galguero. Sin embargo, no es él quien contacta con nosotros sino una tercera persona, que defiende a los animales pero que no está en ninguna protectora de animales… lo que llamamos un “rescatista”. Estos reciben el perro y luego nos lo entregan a nosotros. Es como una cesión, pero en realidad es un abandono. Por eso, cuando cuentan las milongas de que son los gitanos los culpables, nosotros decimos: “¡Pero qué gitanos!” Estamos hartos de recibir DNIs de galgueros de pueblos, que no son ni ladrones ni nada por el estilo, y ¡son ellos quienes están provocando este problema! Tenemos sus DNIs… ¡Que no nos cuenten historias…!

CAT&DOG TANK: En vuestra opinión, el colectivo de cazadores goza del apoyo institucional, “aunque por fortuna poco a poco va contando con menos apoyo social”… ¿Vosotros percibís de veras ese cambio en la sociedad?

GALGOS DEL SUR: El rechazo a la caza con perros siempre ha sido más alto que el rechazo a la caza en general, pero ahora ambos rechazos están ya subiendo bastante porque se está desmontando todo lo que hay en torno a esta actividad. Aún no se llega a los niveles de rechazo a la tauromaquia, que son mucho mayores, pero se está avanzando mucho. En el plano institucional, incluso hay gente ya que no quiere que la relacionen con la caza. Por ejemplo, tenemos el caso del rey Felipe. Su padre tenía un pabellón de caza, y él lo ha cerrado; su padre permitía que se cazaran ciervos y él, ya no… porque no quiere que establezcan con él ningún vínculo como el de su padre con – por ejemplo – la caza del elefante… porque está mal… Luego a lo mejor, él caza… eso ya no lo sé… pero, desde luego, no quiere que su imagen se asocie con esa actividad.

CAT&DOG TANK: Galgos del Sur llama a formar parte del cambio… ¿Sentís que ese cambio está ya en marcha? ¿Recibís apoyo de algún tipo?

GALGOS DEL SUR:  Nuestro apoyo está principalmente en las redes sociales. No recibimos subvenciones públicas. Hacemos un trabajo público, pero no es reconocido por la Administración, así que nuestro apoyo social son las redes… gente que colabora con nosotros económicamente, gente que te envía material, gente que te hace entrevistas de adopción para cuando salgan galgos para adoptar, yendo a la casa de la persona que quiere adoptar y entrevistándola. A nivel nacional, tenemos una red amplia de colaboradores y colaboradoras. Luego, el refugio tiene sus voluntarios, además de una veterinaria que está contratada… Desde luego, sí que sentimos un gran apoyo social.

CAT&DOG TANK: ¿Es grande el índice de adopción de vuestros galgos?

GALGOS DEL SUR: Sí, sobre todo, en el extranjero, en países como Suiza, Holanda, Finlandia y Alemania; esos son los países donde nosotros, por medio de otras organizaciones animalistas de allí, damos los perros en adopción. También en España, por supuesto. En España, está creciendo el número de adopciones, año a año. Aunque es verdad que aquí hay mucha competencia a la hora de dar en adopción porque hay tanto abandono, tantas organizaciones, que la gente puede echar su solicitud de adopción en 4 protectoras distintas.

CAT&DOG TANK: ¿Cómo hacéis, por ejemplo, para enviar un animal adoptado a Suiza o a Finlandia?

GALGOS DEL SUR: Lo primero es contactar con una asociación que haga de intermediaria en ese país – una colaboradora nuestra en ese país –, que es la que gestiona la adopción… y no es fácil porque, en esos países, el abandono es cero. Allí, a lo mejor, si no puedes atender al perro durante seis horas, no te lo conceden. Son muy estrictos. Has de demostrar que puedes compatibilizar tu vida con la del animal. Hacen una entrevista telefónica; otra, en la casa, piden referencias… son duros para dar un perro en adopción, aunque sabemos que van a países que están muy bien, donde los animales están muy protegidos. Luego ya, cuando se concreta con la persona, el galgo sale en un transporte de animales, con toda su documentación en regla y, mediante el sistema Traces, se graba la salida de ese animal, que tiene que ir también a una familia concreta y eso está controladísimo. En España, nos da más miedo. Aquí se escapa un animal y las posibilidades de perderlo son del 80%. En otros países, cuando un animal se escapa, la gente se moviliza rápidamente. Para ellos, no es un animal abandonado sino un animal perdido y, salvo que sufra un atropello, es rarísimo que nadie le haga algo malo. Hay mucha conciencia.

CAT&DOG TANK: ¿Habéis tenido problemas para desarrollar vuestra labor durante el covid?

GALGOS DEL SUR:  Sí, claro. Sobre todo, en el primer confinamiento: para que actuaran los voluntarios, para subir hasta el refugio – siempre bajo los controles de la Guardia Civil – o para hacer las visitas de pre-adopción de las familias, que – en nuestro caso – son siempre presenciales y no telefónicas ni por videollamada, porque queremos conocer bien a la persona. El covid lo dificultó todo mucho. También es verdad que aumentaron las solicitudes de adopción porque la gente se vio teletrabajando y, ante la perspectiva de seguir así durante mucho tiempo, decidió adoptar un animal.

CAT&DOG TANK: ¿Qué proyectos tenéis entre manos en la actualidad?

GALGOS DEL SUR:  Nuestro primer objetivo ahora es acabar el nuevo centro, que se inaugurará en junio. La primera fase es el refugio de animales, que es donde van los animales rescatados, donde se recuperan, donde trabajamos con ellos, donde les trata la veterinaria, donde se intenta recuperarlos psicológicamente, porque muchos vienen con miedos. La segunda fase sería un centro veterinario y la tercera, un aula formativa para niños, que se acabará más adelante. Pero es un centro estupendo, con bastante capacidad para acoger animales. Luego tenemos un proyecto centralizado en la web www.paremoslacaza.org donde recogemos firmas para pedir la prohibición de la caza con perros. Luego también contamos con una parte legal, en la que lo que estamos haciendo es presentarnos en todos los casos de maltrato de caza con perros: perros muertos sin atender, perros abandonados, perros matados por cazadores. En todas esas causas, nos estamos presentando como acusación particular.

CAT&DOG TANK: Por último ¿Queréis enviarles algún mensaje a los lectores de CAT & DOG TANK…?

GALGOS DEL SUR:  Yo les diría a vuestros lectores que se conciencien con el tema del maltrato animal, que en España hay mucho y no sólo por culpa de la caza o la tauromaquia… De verdad, son muchos los tipos de maltrato hacia los animales… También, que necesitamos un activismo real en favor de los animales. Y, por qué no, que se lo piensen muy bien a la hora de ejercer su voto. Una persona a la que le importan los animales tiene que tener en cuenta que hay partidos a los que no se puede votar y que muchos otros prometen que van a hacer cosas en favor de los animales, pero luego no hacen nada. Y que acudan a las manifestaciones. Que sean activos. Que escriban a las instituciones pidiendo que hagan cosas por los animales. Eso es lo que les pediría: responsabilidad y activismo en favor de los animales.

 

 

Entrevista Luz Gabaldón