Animales racionales

El niño que dibuja el dolor animal

 

Paco es un niño que dibuja animales que aman y que sueñan; también, y sobre todo, animales que sufren. Adora los ojos abiertos del perro y el lento cerrarse de los del gato. Pero, a menudo, su lápiz desvela la contorsión, la curva de la angustia y de la desolación del toro, del pájaro o del elefante que no entienden porque son torturados, encerrados o asesinados por esas violentas criaturas artificiales, que van casi siempre armadas con el rigor del acero.

Paco es un niño sensible, que sospecha que, más allá de este mundo y, sin embargo, en él, debe de haber un lugar practicable, donde todas las criaturas viven en armonía, se quieren y se cuidan. Cada dibujo suyo es un paso en el camino que lleva a esa utopía.