Blacksad

Paco Catalán: El niño que dibuja el dolor animal

 

Paco Catalán (Ayora, Valencia, 1947), pintor y grabador reconocidísimo, que en la actualidad reside en Almansa (Albacete), comenzó hace ya unos años un camino que, en la actualidad, se ha convertido en su faceta más reconocible internacionalmente: la de viñetista dedicado a reflejar el tema del maltrato y el sufrimiento animal. Cat&Dog Tank ha tenido la suerte de conversar con él.

CAT&DOG TANK: Tendemos a decir de nosotros mismos que somos animales racionales…

PACO CATALÁN: Tendríamos que luchar por serlo. Desde luego, la suerte nos ha bendecido con la razón, pero habría que intentar ser dignos de esa razón; por ejemplo, tratando de cuidar a los seres que no han tenido tanta fortuna… A veces pienso, de todas formas, que quizás hayan sido ellos más afortunados que nosotros. Para ser animales racionales, tendríamos que convencernos, más pronto que tarde, de que cuidar a nuestros hermanos menores es fundamental; ellos representan la bondad, la inocencia, la pureza… todas aquellas cualidades que en el ser humano quedan en entredicho.
La naturaleza es como es, y ellos son inocentes. Desde luego, nosotros tampoco somos culpables de nuestra complejidad. Ellos viven y se alimentan a menudo de otros seres. En el fondo, nosotros hacemos lo mismo; y, en ese sentido, también somos inocentes. Sin embargo, nuestras necesidades fisiológicas no pueden justificarlo todo si verdaderamente queremos demostrar nuestra racionalidad. Hemos de tratar de merecernos la razón; y hemos de hacerlo, sin duda, mostrando más respeto y más misericordia con los animales.

Y no se trata de que todo el mundo ame a los animales, sino de que todo el mundo esté dispuesto a concederles un mínimo de respeto. Ellos son seres vivos como nosotros y hemos de tratar de evitarles cualquier tipo de sufrimiento, por minúsculo que parezca.

CAT&DOG TANK: Ejerces como activista animalista desde tus viñetas… ¿tuviste siempre este sesgo o surgió en un momento determinado?

PACO CATALÁN: Yo tengo ya bastantes años; he visto cosas horribles. Y es que siempre he tenido la cruz del amor a los animales. Yo no era mejor ni peor que otros niños; tan sólo, me fastidiaba que hubiera algunos que se dedicaran a matar pájaros, a robar nidos o a maltratar a gatos o a perros… Ello me hizo ser siempre algo así como un bicho raro, y quedar siempre un tanto relegado.

Por lo demás, he dibujado animales toda mi vida; lo que ocurre es que, en los últimos tiempos, las cosas se han dimensionado de un modo diferente. Las redes sociales me han dado la posibilidad de encontrar una herramienta extraordinaria a la hora de concienciar. Lo cierto es que un buen día comencé con 20 o 25 viñetas seguidas y gustaron. Ahora las publico en Facebook, en Instagram, en Twitter… y tengo unos 140.000 seguidores, lo cual me parece impresionante. Me resulta muy estimulante recibir mensajes de todas partes de España, de Argentina, de México… saber que, en todas partes, hay personas que necesitan este tipo de mensajes.

Lo que pretendo con mis viñetas es ante todo concienciar y a cuanta más gente mejor… por eso hay muchas que carecen de texto. Mi deseo es que sea la imagen la que cuente,  que mi relato sea comprensible en todos los lugares del mundo.

CAT&DOG TANK: ¿Cómo es tu día a día y dónde se sitúan en él tus viñetas?

PACO CATALÁN: Me paso el día pensando en estas y en otras muchas cosas. Y no sólo el día… A veces, por la noche, de pronto, me viene una idea y me tengo que levantar a apuntarla. Otras veces, la idea me pilla conduciendo y he de parar para tomar nota de ella. El proceso creativo no descansa nunca, lo que ocurre es que, en momentos puntuales, se manifiesta en forma de pequeños destellos.

Y es así como, de repente, te asalta un chispazo, en el que – por ejemplo – te viene a la mente un toro que, cuando sale a la plaza, descubre que ésta se ha convertido en una dehesa; que el público ya sólo desea mirar al animal en libertad, en toda su belleza y en toda su grandeza. Y es, en ese momento, cuando ese chispazo toma forma y se convierte en alegato, en descripción o, en casos como este, en utopía. Una viñeta es un símbolo y está abierto a lecturas diversas por parte del lector. Eso no quiere decir que la viñeta no haya de ser clara. Si una viñeta no está clara, la culpa es, por supuesto, del viñetista. En todo caso, lo ideal es hacer algo que provoque la reflexión y el pensamiento en el lector, que le llame a ir más allá.

 

Plaza de toros

Volviendo a esa viñeta del toro, he de decirte que me genera tanto dolor ver lo que pasa en las corridas… todas esas horribles manipulaciones que le hacen al animal, antes de torearlo… El toro es un animal pacífico cuando está en la dehesa. Su “bravura” es una creación humana, que se manifiesta cuando se le somete a un estrés fuera de lo común. Lo que yo quiero es que la gente vea al toro como a un animal hermoso, que sólo aspira a vivir libre.

CAT&DOG TANK: ¿A quién o a quiénes van dirigidas tus viñetas?

PACO CATALÁN: Si te soy sincero, mi público ideal serían los indiferentes. De hecho, he tratado de ir añadiendo elementos que atraigan a mayor cantidad de ese público que aún no ha reflexionado sobre estos asuntos. Por ejemplo, en un momento dado, comencé a emplear el color para atraer a la gente más joven.

CAT&DOG TANK: Las viñetas con animales, en particular, con perros y gatos son muy comunes en periódicos y publicaciones de todo tipo, pero no es frecuente reflejar en ellas el dolor animal. En ellas, los animales suelen llevar por lo general unas adorables vidas burguesas. ¿Qué te une y qué te separa de esas viñetas?

PACO CATALÁN: A veces, pienso que todo comienza con Fedro, con Esopo, con los fabulistas, o con esos viñetistas o artistas en los que aparecen animales comportándose como personas o en los que se reproducen arquetipos convencionales: perros y gatos, como compañeros del hombre, que cazan para él, que le sirven y le siguen… En ellas, siempre ha de ser el gato o el perro el que acompaña al hombre y no al revés. Nunca se plantean historias de hombres o mujeres que acompañan a perros y gatos, como si eso no se diera. Es tan hermoso pasar las horas con ellos. ¡Qué haya personas que pasen toda su vida sin saber lo que es acariciar a un gato! Ese vínculo nos hace a los humanos entender muchas cosas. De hecho, no hay lugar a dudas: el que tiene un gato o un perro quiere a todos los del mundo.

Pero es cierto… a menudo, a los animales se los ha representado como un mero adorno… a los gatos, por ejemplo, llevando un cascabel, ¡con lo mucho que les molesta! Y lo peor es que bajo la imagen de compañeros y amigos de los seres humanos, gatos y perros no son a menudo otra cosa que nuestros esclavos. Los animales han sufrido mucho. En concreto, los gatos, que fueron muy ponderados y apreciados en el paganismo, vieron cómo con el avance del cristianismo, sufrieron por culpa de ese aprecio del enemigo. El ejemplo más claro lo tenemos en los gatos negros, que son víctimas de supersticiones absurdas, pero – por otro lado – muy difíciles de erradicar.

CAT&DOG TANK: Hace pocos años, el Movimiento 15M tomó las viñetas de El Roto como su bandera. Sin duda, El Roto del mundo animal, en España, eres tú: ¿Cuál es el papel de las viñetas en el movimiento en defensa de los derechos de los animales?

PACO CATALÁN: ¡No sé si merezco un elogio así…! En todo caso, la ventaja de las viñetas es que son fáciles de ver. Llegan de manera muy inmediata al público; a menudo, resulta inevitable mirarlas. Por mi parte, intento mejorar y profundizar. La viñeta sin texto que leer es aún más directa… invade al espectador. Sin duda, esa puede ser una manera importante de suscitar adhesiones a la causa de la defensa de los derechos de los animales.

CAT&DOG TANK: El escritor Hugo von Hofmannsthal expresaba la violencia como una forma indirecta (y permitida socialmente) de hablar de la violencia contra los humanos. ¿Hay dos violencias – contra los animales y contra las personas – o son la misma violencia?

PACO CATALÁN: Sólo hay una violencia, aunque la violencia contra los animales es, además de violencia, cobardía. Los seres más indefensos y más débiles son los que más merecen nuestro respeto y nuestros cuidados. Muchas veces, las personas que ejercen esta violencia no lo harían contra otros seres humanos por miedo o porque éstos podrían defenderse. A veces, veo imágenes que me hacen llorar. ¿Cómo puede hacérseles eso a seres inocentes? Es difícil saber de dónde nace la violencia. Cuando veo a tantos animales sin suerte, me gustaría que desconfiasen (incluso de mí) porque en eso, a ellos, puede irles la vida.

CAT&DOG TANK: ¿Cuáles son las historias más tristes que has conocido sobre maltrato animal?

PACO CATALÁN: Entre todas las historias tristes, las de los perros de caza son unas de las que más me impresionan, más me preocupan y más me inquietan. Los galgueros, por ejemplo, buscan el galgo perfecto y aquellos que sobran… ¿qué pasa con ellos…? Perros como éstos son sólo herramientas. Desde pequeño, hubo una frase que me quedó grabada: “¡Chucho! ¡A la horca!”… esa es una constante en nuestro país.

 

Verdugo animal

Afortunadamente, vamos conociendo cosas gracias a la enorme cantidad de información que fluye en la actualidad. Pero el problema es de unas dimensiones gigantescas y es muy difícil acometerlo. Habrá – no lo dudo – cazadores que sean más respetuosos, pero son los menos. De veras, no entra en mi cabeza que haya una diversión que consista en matar animales y contaminar el suelo con el plomo de los cartuchos. De pequeño, alguna vez acompañé a gente que cazaba por necesidad, pero ahora lo único que veo es caza por diversión.

El otro día vi una imagen de unos cazadores que habían cazado 3.000 palomas… ¿Para qué? Sólo para saciar su placer de matar… El animal libre sirve tan sólo al placer de un disparo… ¿En qué cabeza cabe? Lo mismo pienso, por supuesto, de la gente que diseca animales para tener un cementerio privado en casa…

Y, sin embargo, no falta quien te quiere acusar luego de incoherente por matar a un mosquito. En lo que respecta a nuestra capacidad afectiva respecto de la naturaleza siempre he visto tres aspectos diferentes:

1. Una naturaleza para amar: los animales que conviven con nosotros.

2. Una naturaleza para respetar: los animales como las serpientes… que basta con dejarlas vivir.

3. Una naturaleza para defenderse: los animales que entran en nuestro espacio y es imposible establecer con ellos ninguna convivencia, por ejemplo, los mosquitos, que nos acribillan por la noche.

Los que comparan al perro con la pulga están siendo algo cínicos. Nosotros amamos a aquellos animales que se parecen más a nosotros. El que dice eso del perro y la pulga evidentemente ni conoce ni ama a los animales.

CAT&DOG TANK: ¿Qué es lo más importante a hacer hoy como sociedad para luchar contra el maltrato animal? ¿Cuáles serían los pasos más importantes?

PACO CATALÁN: La clave está en la cultura, en culturizar a la sociedad. Pero, a lo mejor, a los de arriba no les interesa. La cultura puede incentivar la sensibilidad y esa sensibilidad puede dañar muchos intereses. No obstante, creo que si un cazador supiera lo que mata con su disparo, la maravillosa fisiología del animal, sus costumbres, su ternura… si hubiera una cultura que se encargase de comunicar todo eso, tal vez dejaría de matar o, al menos, se lo plantearía.

El lenguaje es otra cosa a cambiar. Yo, por ejemplo, odio palabras como “pieza” o “mascota”… Para dar la vuelta a esos aspectos, la cultura es clave. Los medios de comunicación también podrían hacer mucho, pero – una vez más – no les interesa que la gente se sensibilice, puesto que hay muchos intereses encontrados de todo tipo. Un anuncio de TV que hablara de estas cosas sería tremendo. La cultura podría acentuar la sensibilidad hasta unos niveles insospechados. A mí, sin ir más lejos, nunca me sensibilizaron a favor de los animales. Una cuestión decisiva sería la de “¿cómo vamos educar a los educadores para que eduquen?”

CAT&DOG TANK: ¿Qué historias te quedan por contar?

PACO CATALÁN: A veces, pienso que ya no me quedan ideas, pero siempre vuelve a pasar algo que me remueve. Quisiera seguir profundizando. Mi viñeta ideal, demoledora, concienciadora, creo que aún no la he hecho.

CAT&DOG TANK: ¿Dónde pueden ver tus viñetas los lectores de Cat & Dog Tank?

PACO CATALÁN: En la página de mi Facebook y en mi perfil de Twitter.

CAT&DOG TANK: ¿Hay algo que se nos haya quedado en el tintero?

PACO CATALÁN: Pues sí, una cosa. No hemos hablado sobre los animales de consumo humano… los cerdos, por ejemplo, que, en mi opinión, tienen una ternura especial. Es muy doloroso lo que hacen con ellos desde que nacen. Lo mínimo que habríamos de hacer es evitarles el sufrimiento que les damos. Pero manda el dinero. Se busca la mayor rentabilidad. De todas formas, el papel del consumidor aquí es muy importante. Si él se posicionara respecto a cómo son estabulados estos animales, qué medicamentos se les administran, qué tranquilizantes, cómo se gestiona la contaminación que producen sus granjas, etc… posiblemente su situación mejoraría ostensiblemente.

 

Cerdos

Luego está la opción de cambiar de hábitos alimenticios. Los veganos somos tan sólo el 0’5% de la población. En mi caso, llevo 25 años sin comer carne ni pescado y tengo la esperanza de que el futuro nos vaya dando sorpresas.